top of page

El ejercicio no basta para bajar de peso

El cuerpo compensa el gasto calórico del ejercicio en otras áreas y reducirá las calorías gastadas al respirar o digerir.


Frecuentemente cuando las personas aumentan de peso y desean perderlo, optan como primer paso adoptar un régimen de ejercicio intensivo que promete resultados a corto plazo, ya sea en un gimnasio o por cuenta propia. Sin embargo, esta receta no funciona para todos porque las calorías gastadas a través de la actividad física no necesariamente aumentan la cantidad de calorías totales perdidas por el cuerpo, según revela un nuevo estudio del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Uno de los autores del estudio, señaló que, "como mucha gente sospechaba debido a sus experiencias, las calorías que marca como gastadas la pantalla de un aparato de hacer ejercicio, como una caminadora o bicicleta, generalmente no se traducen en una pérdida de peso".

Resultados desalentadores


Cuando se empiezan programas de ejercicio para bajar de peso, la mayoría de la gente pierde un poco de peso, algunas personas pierden mucho, pero algunos desafortunados en realidad suben de peso.


El estudio explica que en personas con un índice de masa corporal normal (entre 18,5 y 24,9), el cuerpo compensará las calorías quemadas durante el ejercicio en un 28%, con lo cual sólo el 72% de las calorías gastadas por la actividad física se perderán realmente a lo largo del día [1].


Esta proporción se vuelve más despiadada para quien quiere adelgazar a medida que aumentan la edad y el peso ya que personas con un índice de masa corporal más alto perderán solamente el 51% de las calorías quemadas durante la actividad física [1].

Se confirmó, por otra parte, que las personas que tienen algún grado de obesidad tienen más dificultades para bajar de peso debido a la eficiencia de sus cuerpos para “retener la grasa ya almacenada” [1, 2].


Esto no quiere decir que hacer ejercicio no sea bueno, lo que muestran estos resultados es que "sólo hacer ejercicio no ayuda con la pérdida de peso”, para ello es fundamental reducir las calorías ingeridas fuente de ciertos macronutrientes en los alimentos [1, 2].


Modelo de gasto energético y mecanismos compensadores
Modelo de gasto energético y mecanismos compensadores. Fuente: Energy compensation and adiposity in human

El cuerpo compensa el gasto de energía


Si aumenta la actividad, el cuerpo la compensará en otras áreas y reducirá las calorías gastadas al respirar, digerir, inquietarse y, en general, al mantener las funciones del cuerpo [1, 2, 3, 4].


La actividad física puede sumar bastante si deseamos un cambio en nuestro estilo de vida, pero si no existe un cambio en la alimentación que genere un déficit calórico, los resultados serán pobres o nulos [3, 4].


Técnica utilizada en estudios

La conclusión de dichos estudios se obtuvo a partir de datos obtenidos con una técnica nuclear que utiliza agua enriquecida con dos tipos de isótopos: deuterio y oxígeno-18.

Los participantes bebieron esta agua durante cierto periodo y luego se les hicieron análisis de orina por un lapso de entre siete y 14 días. Los investigadores pudieron calcular así con mucha precisión la energía total gastada por persona.

Esta técnica no es nueva, aunque sí muy costosa, por lo que únicamente se habían hecho estudios de este tipo a pequeña escala. En 2018 un grupo de investigadores decidió ampliar la investigación y actualmente, la base de datos del OIEA, que ahora cuenta con información de más de 7600 personas que se sometieron a la técnica [1].



Grafica de compensación de energía durante el ejercicio.
Grafica que refleja la compensación energética que se lleva a cabo a lo largo de la actividad física.

En conclusión, realizar actividad física es un excelente complemento en el camino hacia la pérdida de medidas y la reducción de peso. Igualmente ayudará a mejorar nuestra condición física, condición cardiovascular, tono y fuerza muscular. Sin embargo, realizar actividad física sin el asesoramiento nutricional de un profesional en el área, puede resultar frustrante y concluir en el fracaso de nuestros objetivos.


Si padece sobrepeso u obesidad y desea mejorar su calidad de vida, contáctenos, nosotros podemos ayudarle.


REFERENCIAS


1. Speakman J, Careau V, et al. Energy compensation and adiposity in humans. Current Biology, Volume 31, Issue 20, 2021, Pages 4659-4666.e2, ISSN 0960-9822. [Pub Med]

2. Hall KD. Energy compensation and metabolic adaptation: "The Biggest Loser" study reinterpreted. Obesity (Silver Spring). 2022;30:11-13. [Pub Med]

3. Primavesi, J.; Fernández Menéndez, A.; Hans, D.; Favre, L.; Crettaz von Roten, F.; Malatesta, D. The Effect of Obesity Class on the Energetics and Mechanics of Walking. Nutrients 2021, 13, 4546. [Pub Med]

4. Lewis G. Halsey. The Mystery of Energy Compensation. Physiological and Biochemical Zoology 2021 94:6, 380-393. [Pub Med]

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page