top of page

Apnea del sueño y obesidad ¿Conoce a alguien que ronca cuando duerme?

¿Cuántas personas conoce que roncan mientras duermen? Probablemente a más de una y es que las causas por las cuales roncamos pueden ser diversas, como la posición al dormir, algún problema nasal o el consumo de alcohol, sin embargo existe una causa que puede no solo provocar que la persona ronque sino que haga pausas en sus respiración y con ello se generen diversas complicaciones, estamos hablando de la obesidad.



Las personas con sobrepeso presentan un aumento de tejido adiposo en la parte posterior de la garganta que bloquea el flujo del aire, induciendo al paciente a la apnea del sueño.

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es una enfermedad caracterizada por interrupciones y reducciones en la respiración durante las horas de sueño. Estas se pueden asociar a episodios de desaturación de oxígeno y fragmentación de los ciclos del sueño.

Hoy por hoy se considera la apnea del sueño como un factor de riesgo cardiovascular importante ya que intervienen en la evolución y desarrollo de hipertensión, arritmias, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular así como también se asocia con un aumento en la tasa de accidentes de vehículos a motor y transporte público.


Relación de la apnea del sueño y la obesidad

Aun cuando la apnea del sueño obedece a múltiples causas, la obesidad constituye uno de sus principales factores ya que el exceso de tejido graso tiende a depositarse en las paredes musculares del istmo faríngeo, el cual a su vez es el sitio donde ocurre la mayoría de las veces el colapso de la vía área, ocasionando los episodios de cese respiratorio.

Así mismo, la apnea del sueño ocasiona un estrés metabólico con alteración de ciertas moléculas (leptina, grelina, entre otras) que ocasionan un aumento del apetito terminándose de convertir en un círculo vicioso donde la obesidad genera mayor apnea y a la apnea no facilita la reducción de peso [1].


Esquema que demuestra como el exceso de tejido adiposo puede reducir o bloquear la vía aérea.
El exceso de tejido adiposo puede afectar el paso de aire a través de la vía aérea.

Síntomas de la apnea del sueño

Los síntomas pueden ser variados e incluyen los siguientes:

  • Somnolencia diurna excesiva

  • Ronquidos fuertes

  • Episodios observados de pausas en la respiración durante el sueño

  • Despertar brusco con jadeo o atragantamiento

  • Despertar con la boca seca o con dolor de garganta

  • Dolor de cabeza por la mañana

  • Dificultad para concentrarse durante el día

  • Cambios del estado de ánimo, como depresión o irritabilidad

  • Presión arterial alta

  • Disminución de la libido


Complicaciones

La apnea obstructiva del sueño se considera una afección médica grave. Las complicaciones pueden ser las siguientes:


Fatiga y somnolencia diurnas

Al no poder conciliar el sueño por la noche, las personas con apnea obstructiva del sueño suelen tener una gran somnolencia diurna, fatiga e irritabilidad. Pueden tener dificultad para concentrarse y quedarse dormidos en el trabajo, mientras ven la televisión o incluso mientras conducen. Esto puede hacer que corran un mayor riesgo de sufrir accidentes laborales.

A los jóvenes con apnea obstructiva del sueño les puede ir mal en la escuela y comúnmente tienen problemas de atención o de conducta [2, 3].


Problemas cardiovasculares

El descenso repentino de los niveles de oxígeno en la sangre que ocurre durante la apnea obstructiva del sueño aumenta la presión arterial y sobrecarga el aparato cardiovascular. Muchas personas con apnea obstructiva del sueño desarrollan presión arterial alta (hipertensión), lo cual puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

Mientras más grave sea la apnea obstructiva del sueño, mayor será el riesgo de enfermedad arterial coronaria, ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares.

La apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de ritmos cardíacos anormales (arritmias), que pueden reducir la presión arterial. Si hay una enfermedad cardíaca subyacente, estos múltiples episodios reiterados de arritmias podrían llevar a la muerte súbita.

Igualmente se ha observado de manera independiente de otros factores de riesgo, que la apnea del sueño puede ser causa de accidente vascular cerebral [2, 3].


Complicaciones con medicamentos y cirugía

La apnea obstructiva del sueño también plantea problemas con determinados medicamentos y anestesia general. Estos medicamentos, como sedantes, analgésicos narcóticos y anestésicos generales, relajan las vías respiratorias superiores y pueden empeorar la apnea obstructiva del sueño.

Si tienes apnea obstructiva del sueño, puedes presentar problemas respiratorios peores después de una cirugía mayor, en especial, después de estar sedado y acostado boca arriba. Las personas con apnea obstructiva del sueño pueden ser más propensas a sufrir complicaciones después de la cirugía.

Antes de someterte a una cirugía, dile al médico que padeces apnea obstructiva del sueño o síntomas relacionados con la afección. Es posible que tu médico quiera que te sometas a una prueba de apnea obstructiva del sueño antes de la cirugía [2, 3].


Problemas oculares

Algunas investigaciones han detectado una conexión entre la apnea obstructiva del sueño y ciertas afecciones oculares, como el glaucoma. Por lo general, las complicaciones oculares se pueden tratar [2].


Pareja privada de sueño

Los ronquidos fuertes pueden impedir el descanso a las personas que te rodean, y, a la larga, perjudicar tus relaciones. Algunas parejas pueden elegir dormir en otra habitación [2].


¿Cuándo debe consultar con un médico?

Cambios en el estilo de vida y la alimentación pueden marcar una diferencia muy grande cuando una persona presenta síntomas relevantes [4, 5].

Consulte a un profesional médico si presenta, o si su pareja observa, lo siguiente:

  • Ronquidos suficientemente fuertes como para interrumpir el sueño de otros o el suyo

  • Despertarse jadeando o atragantándose

  • Pausas en su respiración durante el sueño

  • Tener somnolencia diurna excesiva, que puede causar que se quedes dormido trabajando, mirando televisión o incluso conduciendo un vehículo

Si padece sobrepeso u obesidad y algunos de los síntomas mencionados, contáctenos, nosotros podemos ayudarle.





REFERENCIAS


1. Meurling IJ, Shea DO, Garvey JF. Obesity and sleep: a growing concern. Curr Opin Pulm Med. 2019 Nov;25(6):602-608. [Pub Med]

2. Crummy F, Piper AJ, Naughton MT. Obesity and the lung: 2. Obesity and sleep-disordered breathing. Thorax. 2008 Aug;63(8):738-46. [Pub Med]

3. Masa JF, Pépin JL, Borel JC, Mokhlesi B, Murphy PB, Sánchez-Quiroga MÁ. Obesity hypoventilation syndrome. Eur Respir Rev. 2019 Mar 14;28(151):180097. [Pub Med]

4. Wood GC, Bailey-Davis L, Benotti P, Cook A, Dove J, Mowery J, Ramasamy A, Iyer N, Smolarz BG, Kumar N, Still CD. Effects of sustained weight loss on outcomes associated with obesity comorbidities and healthcare resource utilization. PLoS One. 2021 Nov 3;16(11):e0258545. [Pub Med]

5. Wilson K, St-Onge MP, Tasali E. Diet Composition and Objectively Assessed Sleep Quality: A Narrative Review. J Acad Nutr Diet. 2022 Jun;122(6):1182-1195. [Pub Med]

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page